Friday, January 11, 2008

La TriBlogía: Episodio 3, “Fuck Love!”

¡¡Saludos, Mortales!!

Me presento ante sus pantallas una vez más para entregarles el último y más esperado episodio de esta Triblogía.

Como les he comentado en los episodios anteriores, todo lo escrito aquí es resultado de solamente parar oreja, ver, analizar y reflexionar un poco en mi cama (que no es la tuya) antes de dormir lo que sucedió en una hora determinada del día sobre un tema determinado. Pero como todos nosotros somos PERFECTOS (ya ven que así nos hizo Diosito), cuando leemos algo de otra persona luego-luego sacamos conclusiones de que el autor se proyectó, en vez de tomarlo como punto para reflexionar o personalizar lo leído…en fin.

Por lo extenso del tema iremos planteando desde la perspectiva del AMOR EN PAREJA, el amor paternal, maternal y fraternal lo dejamos para después, aunque si mencionaremos algo de esos ¿Ok? Bueno, pues prepárense porque esto está por empezar, abran su chelita, compren chicharrones y…¡¡comencemos!!

Para los atrasados que aún no han leído los episodios anteriores, les haré un resumen, con la esperanza de que los lean completos antes de comenzar éste:

La Humanidad desde su supuesto “origen” ha estado sumergida con la idea de llegar a trascender y mejorar su bienestar, gracias a las capacidades del ingenio y sentido de exploración que nuestro “Creador” nos dio cuando fuimos “tentados” por el Mal.

Gracias a que hemos trabajado, le hemos dado un sentido a nuestra civilización con la ansiedad de llegar a ser “alguien”; olvidando que como seres humanos y parte de toda una creación cumplimos una función que no estamos realizando gracias a esa vacía y efímera necesidad de buscar en cosas artificiales inventadas y creadas por nosotros la trascendencia, valoración y “respeto” entre la comuna donde nos desarrollamos. Ésos inventos nos han favorecido y a la vez perjudicado. Echamos a andar algo a lo que biológicamente no podemos enfrentar; y el planeta, el lugar donde tú vives, está pagando tu necesidad por el status y nos estamos dirigiendo a un final no muy bonito para la civilización.

Esa búsqueda de status también ha hecho que el ser humano no entienda ni se dé el lujo de cumplir su función NATURAL y por la que está hecho en el Sistema Universal. Una de las funciones es comprender que somos parte de una creación y que a lo que le tememos no es a un dios, sino de conocer quienes somos realmente y saber que lo que hemos construido como civilización y todo el “logro” no ha servido para nada mas que satisfacer nuestros egos y pisotear cualquier cosa o persona que obstruya nuestras “metas”; olvidándonos también de que antes de todo debe existir algo que se le llama “amor” y eso, amigos, se nos ha olvidado que significa…

La razón del porqué nos aferramos a una idea de lo que es el “amor” es porque desde pequeños estuvimos acostumbrados a lo que desde pequeños nos explicaron y vimos. Papi y Mami nos explicaron que se casaron y se tuvieron que querer y “amar” para casarse, ser felices, crear vida y herencia, fruto del amor y cariño que se tenían. Y naciste tú. Y como uno piensa que tus papás son PERFECTOS, tú deseas algo semejante…claro hay veces que uno crece y nos damos cuenta de que los papis no son tan perfectos…
El “amor” es la necesidad de satisfacer algún deseo: De niños buscamos a mami y la queremos porque nos da calor, comida y sensaciones de bienestar. El amor es la aferración hacia algo o alguien que nos satisface una necesidad, principalmente a la de no estar SOLO(A) o de obtener “algo” de ese algo o alguien que es placentero para nuestro cuerpo.

El “amor”, como la Religión, está basada en la Fé y éstas tres cosas, “amor”, religión y Fé, que es lo mismo que fidelidad, son inventos del Hombre como lo es la Tecnología. Es algo que simplemente disfraza el proceso natural de preservar la especie por medio del coito y la fecundación. Disfrazamos y le damos “caché” a un proceso que desde el principio de la civilización tenía que estar controlado en ciertos aspectos.

El “amor” es ahora tener novia(o) y casarse con ella. Para eso, hay que salir a pasear al cine, al parque o al antro y ahí demostrar cual vil trofeo de alguna competición a la mujer u hombre que te acompaña, mientras entablas alguna “conversación” y gusto afín con ella sólo para llegar al proceso de apareamiento o para llegar al momento esperado del “mete-saca”.

Por como la civilización ha estado descubriendo e inventando artefactos, el humano tiene que pasar ciertos rituales de socialización (como los que mencioné arriba) y de proyectar la necesidad de status que nos dan esos artefactos para ser “alguien” y conseguir esa pareja deseada. Dentro de esa necesidad de “status” está la carrera de status; ahí, la persona que DESEAS juzgará si cumples con ciertos requisitos para llegar al punto de convivencia y finalmente, de coito y procreación. Si no cumples con lo que la persona busca, atrás de ti hay otros como tú que participan en esa carrera. Pero si tienes suerte “vivirán felices para siempre”.

Pero, ¿por qué nos aferramos tanto a ese concepto de “amor”? Porque ese “amor” nos da placer, como de la misma manera como cuando nuestras madres nos daban pecho y nos alimentaban satisfaciendo una necesidad NATURAL o poco después de CAPRICHO. Cuando crecimos y nuestros órganos y hormonas se desarrollaron, ocasionaron la atracción hacia el sexo opuesto (generalmente), y lo que nos da PLACER a nuestro cuerpo, comúnmente sueles ser blanco de la publicidad y toda estrategia económica; utiliza esos sentimientos y sensaciones para VENDERTE bienes y servicios disfrazados de mujeres u hombres, olvidando totalmente la base primordial que es la de preservar la especie.

Inventaron hasta un día para regalar afecto y cariño. Nos dijeron por medio de representaciones artísticas (en toda la extensión de la palabra) cómo comportarse y reaccionar ante una relación y ante la búsqueda del ser “amado”. Nos enseñaron que sin la necesidad de procrear podríamos obtener PLACER con el coito. Nos dieron patrones a seguir para llegar a conseguir a la persona DESEADA…si, DESEADA.

Cuando obtenemos lo DESEADO, en este caso, cuando nos casamos o nos comprometemos a una relación “estable”, hay risas, emoción, cariño y mucho sexo. Como hemos estado acostumbrados a obtener lo que queremos sustentados por la teoría económica del “¡yo lo quiero y haré lo que sea por tenerlo!” suele pasar que eso que uno DESEA es un gusto efímero y pasajero, aun cuando las apariencias digan lo contrario. Vemos por las calles muchas parejas felices y estables, saboreando y disfrutando lo hermoso que es el amor…

Como mencioné arriba el SEXO nos da PLACER, y para llegar a ese placer, además de la autosatisfacción, es por medio de otra persona, todo eso es confundido como amor, porque algún publicista lo dijo. La persona te escogerá como su pareja si tienes los requisitos adecuados y preestablecidos desde su crecimiento y que también le genere esa extraña “sensación” cuando está a tu lado.

Esa sensación es una maldita sustancia que segrega el cerebro y que se genera cuando estas con la persona. Cuando otra persona o cosa te genera mas sustancia en tu cabezota, olvidas a la primera y la dejas, abandonas, “cortas”, divorcias o te rajas…Como cuando cambias de automóvil o de celular porque, hermano, siento decirte que es la misma sustancia…Claro que cuando todo es nuevo y reluciente te emocionas, luego cuando se pone feo y viejo ya no lo quieres y lo sustituyes, sin importarte que hayas dejado a tres moquientos pañaludos; pero ¡hey hermano! Tu mujer o tu hombre ya no te hace caso y buscas a la secretaria o al amiguito de la oficina. Pero tú ya lo sabes y me has dicho que la mayoría de la Humanidad…

Bueno, ya sé que están cansados y desean fervientemente (no tanto como desean a su próximo prospecto) de que esto acabe. Para terminar:
Estoy totalmente convencido de que copular no es sinónimo de amar. Amar tampoco es lo que te dice Maná o José-José…ellos dicen eso porque saben que a eso la gente le gusta y les vale madre si tú tienes a tu pareja ideal o te estás divorciando, o seas un completo “loser” que nadie quiere, con que compres sus discos ellos te seguirán cantando temas “románticos”.

Amar no es lo que lees en tus mails cadenita, los test y horóscopos o demás sobre el estar realmente enamorado. Amar no es sentir “mariposas en el estómago” eso es una reacción NATURAL ante una situación que es difícil enfrentarla, y es consecuencia de aquella sustancia de la que te hablé. Amar tampoco es darle a tu pareja lo que ella se le antoje como si fuera esto un juego de prostitución.

Amar no es cantar canciones y gritar borracho “¡¡te amo mamacita!! (O papacito)” con un mariachi en la puerta de su casa a las 5am, eso lo hacía Pedro Infante para someter sutilmente a sus hembras y Pedro Infante ya está muerto y, amigo, son películas de los 40’s. Amar no es invitar a salir a la chica(o) al antro, al cine o al café, quesque para “conocerse”…Para conocer a la persona no necesitamos tomar alcohol en un lugar con música misógina (como el reguetón) y llena de gente que, por su estado etílico no controlan sus emociones y su razón, tampoco no necesitamos estar viendo juntos durante dos horas a Brad Pitt y Nicole Kidman en la aventura del año, ni mucho menos tomar cafeína o algún otro estimulante para preguntarle: “¿qué piensas de la guerra?”.

Amar no es tampoco comprometerte con alguien porque ya tienes edad para llegar a esa “hermosa” etapa del matrimonio, ya que si te pasas, eres una solterona o un solterón amargado. Amar no es dormir día y noche con la persona que te casaste y cumplirle con lo que te pida. Amar no es olvidarte de tu persona para que la otra tenga bienestar, eso es esclavitud. Amar mucho menos es vivir para siempre juntos por toda la Eternidad…

Eso no es amar cuando en nuestras cabecitas tenemos como único propósito el “yo te doy pero si tu me das”. No puedo dar AMOR si no conozco lo que es AMOR. Lo que doy como “amor” es un patrón que se vende muy bien en este sistema social y que funciona para el desarrollo y propósitos de unos cuantos: CONTROL. Hubo gente que trató de enseñar lo que es el VERDADERO AMOR, y miren, terminaron como fugitivos o colgados en una cruz porque lo que profesaban iba en contra del CONTROL y el destino programado para la civilización: Su perdición…

Hay otros que si se atreven a decir que ama y no le desea nada malo a nadie, (y sinceramente, no para tener tú conciencia tranquila) lo tachan hasta de ñoño…

“Ama a tu prójimo como a ti mismo”…realmente, ¿Te amas? ¿Cuidas tu cuerpo, tu mente y tu espíritu? ¿Estás convencido de que para amar a alguien no necesitas de bailar borracho con una desconocida y restregándole el camarón? ¿Crees que amar no es solamente casarte con quien llegue y crea que es “la persona”, darle hijos, casa, coche y celular? ¿Eso les da la felicidad? ¿La que el padrecito, el de “fuck religion! Haha!, les dijo cuando ya eran marido y mujer? ¿Crees que amar es aguantarse las mañas que tiene tu pareja?, si todos somos perfectos, no? ¿Qué putas es el amor?

El día que te encuentres realmente SOLO y quieras con todo tu ser estar SOLO para conocerte y aunque te dé miedo reconocer lo que eres, entenderás que todo lo que nos han enseñado es basura, que todo lo que hemos hecho en “favor” de la Humanidad nos está alejando del propósito Universal, que todo lo que has trabajado y hecho para que tengas bienestar tú y tu familia tendrá consecuencias desastrosas en tu planeta; que tu vida, la mía y la de toda la Humanidad es NADA en comparación con el nacimiento de una galaxia, y conocerás lo que es el Amor, que mientras sigas alimentando tu ego superficialmente con bienes y personas que “vienen y van”, no conocerás aquél AMOR…el Amor en general.

No las chingaderas a las que tenemos que buscar y soportar para encontrarlo…
Ya me encabroné…Hahahahah! Nah!! Pues bueno, me voy…ha terminado esta Triblogía, ojalá les haya gustado…y sino, pues me vale madre, ya leíste algo y no eres parte de la pésima estadística de los que no leen…Abur!!

1 comment:

Karla Verde said...

qué onda, tito!!

mmm... habrás tocado algunas fibras sensibles por ahí, o qué pasa que nadie se ha dignado aún a dejar un comentario??

jajaaja! ni pedo, yo estoy de acuerdo contigo en que el sexo no es amor, puede haber amor con sexo -lo cual es chingón además de delicioso- peeero quisiera agregar que eso no quiere decir que el amor awevo tenga que ver con coger para poder reproducirnos como conejos. porque entonces dónde queda nuestra calidad de ser humanos? dónde queda todo lo que implica la cultura, y que nos lleva a hacer asociaciones con otras personas con fines lúdicos, políticos, artísticos, delictuosos o de la índole que sean?

como cualquiera he sufrido descalabros con esas mamadas del amor, y coincido contigo en que muchas veces el problema es que aceptamos la definición de amor que nos da la tele o nuestros papás y no nos molestamos en cuestionarlo. el problema efectivamente, puede ser ese, pero la solución no es renunciar al amor sino construir nuestra propia definición y ser capaces de hacersela entender a la persona que tenemos al lado, y superar pendejadas como los celos y la inseguridad, porque sólo así es posible llegar a ponerse de acuerdo, y tener una relación chida.

una relación chida, para qué?? pues para coger, sí, pero no sólo eso. una relación chida para compartir lo que nos prende, lo que nos enriquece, lo que nos hace únicos. para divertirse juntos, y crecer juntos, porque estar en pareja puede ser una oportunidad muy buena para madurar y sermejorpersona si uno en serio se lo propone, más allá de 14 de febreros y tonterías así, estar en pareja puede ser una forma muy buena de crecer y aprender y conocernos mejor a nosotros mismos, creo que para mí eso es lo que justifica el esfuerzo.

al menos a mi, la alegría que he podido experimentar cuando me entrego sin reservas y me reconozco capaz de confiar plenamente y recibir el amor de otra persona, es lo que hace que conserve la fe, y las ganas de seguirlo intentando.


espero que tu corazoncito ande contento, con o sin pareja pero siempre con mucho amor :)

un saludo verde!!