Tuesday, January 11, 2011

No soy artista, lo hago por necesidad...

¡¡Quibo, cabrones(as)!!
Aquí haciéndoles perder su valiosísimo tiempo.

Ya pasó la navidad, el año nuevo y las miles de fiestas a las que fueron, donde consumieron más carbohidratos y grasa como nunca ¡yeah! Y para empezar este año 2011, sin celebraciones pendejas y eventos como el Bicentenario, la Iniciativa México y demás churradas y fiestas paganas que inventan pa' desviar la atención de "la gran familia mexicana", les traigo aquí un nuevo post para que desvíen sus mentes y distraerlos más de sus vidas productivas.

Así que, pónganse cómodos, recalienten los tamales y sírvanse su ponchecito con piquete porque ¡aquí vamosn'!

En el transporte urbano encuentras muchas historias; eres partícipe, voluntaria o involuntariamente, en muchas situaciones de cualquier índole. Conoces personajes dignos para un guión de Quentin Tarantino o para películas oportunistas clicheras como "El Infierno"; Se suben desde la señora con sus bolsas del mercado, los chavitos con sus mochilotas de la escuela dándole madrazos con ella a todo mundo y el viejito con bastón que sabe cómo putas pudo subirse pero ahí está. Si tomas el transporte todos los días a horas muy específicas, te encuentras a los mismos individuos; tal parece que se crea como una sociedad secreta donde nadie se dice nada o se dice lo suficiente, es un como un pacto de silencio. Es tan secreta esa sociedad que, cuando los ves llegar a la parada del bus te dices a tí mismo: "A webo, este wey se le hizo tarde" o "Chales, anda crudo este wey" también piensas cosas como "Oh dios! Ahora sí le hare plática, ¡no mames, qué hermosa se ve hoy!" Pero, sólo lo piensas y tus compañeros de viaje también piensan cosas de tí, cosas horribles que no debes saber.


Mis cuates, los artistas urbanos:



Dentro del fluir urbano, en los autobuses, el metro, microbús, calafias y peseras siempre suben aquellos personajes que los acompaña una guitarra acústica o traen el güiro custom (tipo la botella de Fanta y la pluma BIC) o algún instrumento musical de fácil maniobra para un espacio reducido como lo es un pasillo de un camión urbano. Estos personajes, por lo general, se suben al transporte mucho después de subirte y haber aposentado toda tu humanidad en uno de los asientos que hay en el vehículo. Por lo regular, los artistas urbanos aprovechan las terminales o las paradas donde existe más afluencia de pasajeros que buscan llegar a sus destinos, la razón es simple: Quieren tu dinero a cambio de "una bonita melodía".

Ellos justifican su "falta" de creatividad y empleo para que tengas un bonito viaje escuchando desde canciones de tríos hasta los últimos éxitos de Camila; puede que se suba un tipo con su quena y con todo el viaje andino y toque "el cóndor pasa"; o hasta los wannabe´s de AlexLora-Rockdrigo-CharlyMontana que con sus melodías te hacen pensar y recapacitar sobre el destino que le depara a la sociedad mexicana. Pero todos, todos dirán al ultimo que no son grandes artistas, que todo lo hacen para llevar un pedazo de pan a la casa en vez de andar robando o ahí de vagos o cualquier discurso que se les ocurra.

Pues bien, yo tengo mi top 3 de artistas del camión. O sea, son un pequeño grupo que han deleitado mis caminos y andanzas urbanas; y me cae que no he encontrado otros que los desbanquen. Y ya decir que es un top 3 es algo cañón. Así que ahí les va:

Number 3!!!!
Gandalfio Crisóstomo, el poeta de los Cielos!!

Este es un señor súper viejito. Le puse Gandalfio porque no se me ocurría algo más para que ubiquen al personaje. Pues Gandalfio es un ancianito que se sube cada vez que voy al centro de la ciudad donde resido y se sube en el mismo lugar, a la misma hora y con los mismos ropajes grisáceos y polvorientos. Gandalfio no ha conocido un jabón, por lo menos las muchísimas ocasiones en que se sube a deleitarnos con sus cuasi-homilías que las comienza justo y presiso cuando el autobús pasa frente a una pequeña parroquia de una colonia popular.

Dice el mismo discurso sobre la virgen, el juan diego, jesucristo, el papa y el diablo. De hecho, cuando llega al momento en que empieza la parte "infernal", tsss dantesco... Pinche Lovecraft le hace los mandados con todo lo que augura a la Humanidad. ¡Pinche Gandalfio rulea! Lo más curioso es que Gandalfio no es fantoche ni urban-star acá de esos que llegan y luego-luego a tocar y a mamar el palo con sus "Buenas a todos!! Les voy a tocar una melodía del famosísimo autor..." queriendo imitar al artista que admiran. Nel. Gandalfio, paga su boleto; escoge un buen lugar para sentarse; si se sienta a tu lado, te chingas, y a soportar su olor, pero neta vale la pena con escuchar su homilía y ver las caras de los demás pasajeros de "Pss ora?! Este loco qué onda?! O sea, chales!".
Gandalfio: you're the number three!!!


Number Two!!!!!
Madonno Arjona, el multidisciplinario!!!

El pinche Madonno es todo un puto caso, o bien, el puto Madonno es todo un pinche caso. Madonno es homosexual, por cierto y ya ven que hay homosexcuales que son muy creativos y cabrones para todo el pedo del arte y la mamada fantochera. Pero Madonno como que no va por ahí, aunque sea multidisciplinario. Cuando vi por primera vez a Madonno, pensé que iba pedir dinero a cambio de "un chocolate o una dulce golosina, la predilecta de niños y grandes que sólo por hoy te llevas 2 por el mínimo precio de...", por que se paró frente a todos y comenzó a dirigirse a nosotros con el clásico "buenas tardes a todos..."; y comenzó a contarnos del por qué iba cantarnos durante el trayecto que nos llevaría al infinito y más allá.

Para no hacérselas de emoción, Madonno nos contó desde lo que hacía al levantarse de su cama cada mañana, nos dijo cual era su desayuno, su comida y su cena; nos contó que nunca había cantado en los autobuses pero era necesario por que su familia anda jodida (como muchas en el país) y la crisis está cabrona. Luego nos contó de que el es dibujante y fue a pedir trabajo a un estudio de diseño pero lo mandaron a volar; nos relató que se puso a hacerla de niñero con sus vecinas y que se peleó con una por no sé qué causas; luego que, antes de decidir a cantar en los autobuses, ofrecía sus dibujos por una módica cantidad, pero que ya no tiene lana para comprarse otro "bloq de marquilla"; tuvo el tiempo para mostrarnos a todos sus grandes dibujos (creo que eso ya lo mandé a la papelera de reciclaje de mi cebrebro, por que eran horrorosos, pinches dibujos feos, pero que podrían ser de la onda kitsch) y ya cuando no tuvo más que platicarnos nos "deleitó" con "Take a Bow" de Madonna y "American Pie" versión Madonna, por supuesto. Para rematar el momento tan bizarro nos canta "Mujeres" de Ricardo Arjona, ¡vete a la verga!

And...
Numbeeeeeerrr One!!!
Luis Miguel de la Dimensión X!!!!

Han pasado más de 5 años y nadie ha podido desbancar al Luis Miguel de la Dimensión X. Conocido entre la farándula sólo como LMX, este señor ronda en los autobuses de Tijuana, México, por las mañanitas; cuando van todos a la escuela, el trabajo, la oficina, la tiendita, etc.

Lo chingón de LMX es que en realidad se cree el Luis Miguel original. Es un fan, como con muchos trastornos obsesivos porque, aparte de no usar más que su voz, hace su performance en los pasillos del autobús donde lo suban. O sea, LMX además de cantarnos los ultimos tracks de algún disco en vivo de Luis Miguel, nos reproduce el saltito clásico que se avienta el artista mexicano más pópular de las señoras y señoritas; LMX también se jala su melena, se inclina hacia un lado y enseña la dentadura con los gestos igualitos a Luis Miguel; y claro, como es un performance ensayado, cuando hay personas en el pasillo, necesita medir su espacio para no lastimar a algún pasajero cuando sube la patita pa'rriba y "júpale!".

Pero eso no es todo, LMX -como dije antes- canta las ultimas canciones de un disco en vivo y entre cada rola se avienta el choro que LuisMi dice y quedó grabado en el disco; es más, LMX se despide tal y como LuisMi lo hace en su disco y hasta reproduce los gritos y aplausos que se escuchan al final, ¡CON TODO Y FADE OUT! ¡Quiúbole!

Es tanta la peculiaridad de este artista del camión que, si no lo has visto y se sube a hacer su trabajo sí te cajeteas de la risa porque crees que lo hace de broma. Incluso, una vez, una de ésas secretarias vestidas con su trajecito azul de Bancomer, no se aguantó la risa y se carcajeó mientras estaba LMX en todo su esplendor. LMX, como todo buen artista, arregló la situación diciéndole "¡No te rías, amiga! Mira, ¡te dedico la siguiente canción!"...Aaaahh, porque para esto -y casi olvido mencionarlo- LMX, muchas veces carga con algunas flores para obsequiarlas a las más lindas pasajeras; y ésta chica risueña recibió un agradable presente en pétalos rojos de LMX. ¡¿Ah, verdaaad?!

Pues esto ha sido todo por hoy.
Este es el primer post del 2011. Espero hayan más. No escribo mucho, pero bueno, cuando quiero hacerlo trato de que sea algo interesante....sí, cómo no.
Sobressssss

5 comments:

valnouveau said...

hijole! la verdad no me ha toado algo así tan rimbombante jajjajjajaja, la verdad yo le saco subirme a los camiones, rutas, colectivos o como les digan, siempre me dio miedo. aunque a veces si lo hacía, una vez el chofer me dijo que a mi no me cobraba por ser linda jajjaja y a mis demás amiguitas sí, me dio miedo y le avente el dinero, salí volando, tenía como 11 años jajaja.

Tito (a.k.a Alernaboy) said...

Le hubiera dicho "ah si? pues ni madres! o son todas mis amigas o ninguna!!" :-P

Savie said...

jajaja genial! ya hace tiempo q no me subo a un colectivo, por acá les dicen Rutas, "amonos en ruta, compa";
en fin sí se subian algunos personajes, pero no tan memorables como los q describes, saludos!

lili said...

Los peores son los payasos, es terrible cuando vas de mal humor.. o triste, o enojada... bueno de mírame y no me toques!! es de verdad horroroso.. uno queriendose suicidar por la perra vida que tiene y "ellos" haciéndose los chistosos... uuuuu -los iento, me estoy proyectando- :(

Saludos!!!
XD.

Tito (a.k.a Alernaboy) said...

@lili: Los payasitos son encualquier lugar espantosos, siempre de niño les tuve aversión...