Thursday, October 25, 2012

Mi enferma relación con el Internet. Episodio 1 "Mis primeros conectes"

¡Saludos, bola de enajenados!
Ha pasado mucho tiempo, mucho tiempo que no escribía. Bueno, al parecer el mundo cambia y las personas también; y eso de la emoción de escribir y compartir babosadas, información y conocimiento en un blog que nadie le interesa ni a su dueño, pues, hace que todo esto de postear y compartir blogs se vuelva obsoleto e irremediablemente aburrido. A menos que tu objetivo sea compartir fotos, videos y noticias pirateadas de otros sitios, puede que tengas interés en seguir un "bló" o el tuyo, si lo tienes, claro.

Hace ya un tiempo, en el año 2004, abrí esta madre con la finalidad de compartir mis aventuras y desventuras que me iban pasando; una mera distracción y oportunidad para practicar y mejorar mi espantosa redacción (que aún la sigo teniendo) y, claro, mostrarle al mundo lo "nefastamente cool" que podría llegar a ser; convertirme en una estrella de cine y que me sigan muchos fans, todo por abrir un estúpido e insignificante blog. Bueno, así suceden esos relatos de gente que se hace famosa. Ya hemos visto muchos ejemplos durante estos años. Si no se acuerdan, vayan a "youtube" y ahí encontrarán algunos.

Y en este mundo conectado a la "matrix", "skynet" o al "gran hermano" -como quieran decirle al Internet- todo esto puede ser posible. Gente como McLuhan, Graffin (Bad Religion) o hasta el mismo Warhol lo visualizaban: una red global, donde todos seremos protagonistas en el teatro de la vida que nosotros mismos tejeremos para aislarnos más de lo que es otra vida quizá más importante.

Y si, Internet nos dio la oportunidad de crecer nuestras posibilidades hacia la información, el conocimiento, nuevas personas, nuevos mundos...

Mi experiencia con Internet no creo que diste mucho a las de la mayoría de ustedes: Al inicio, no había un ordenador (para los lectores ibéricos que me leen desde el planeta 34.Mxe2) en mi casa; tenía que ir a los famosos "ciber cafés"... Paréntesis... ¿Por qué putas se les llama ciber café? ¿Café cibernético? ¿EL Café Cibernético? o sea, ¿EL CAFÉ ES CIBERNÉTICO? ¿Por tener computadoras (ordenadores, amigos ibéricos, seguimos hablando de ordenadores) en un café? ¡Yo jamás pedí un café, ni me lo ofrecieron, ni lo bebí cuando iba a un "CIBER CAFÉ"! ¿Ven? Por ahí ya empezamos mal. Un puto lugar donde te rentan por hora una computadora con acceso a la Wolrd Wide Web (ordenadores, amigos ibericos; recuérdenlo: ordenadores = computadoras) ya lo rotulaban como CIBER CAFÉ. Chales.

Pues bien, les decía que en mi casa no había una compu (computadora, amigos ibéricos, o sea, un ordenador) y los video juegos para mí ya eran cosa del pasado; así que me iba con mis moneditas a conectarme al "mundo cibernético del Internet". Qué lejanos se ven ya esos finales años noventa. (Suspiro)

Recuerdo haber hecho mi primer correo electrónico en yahoo.com, no el .mx, no; el yahoo original, el acá chido, el primero; el que no publicaba noticias fabulosas que nos enganchan como "A Jenny Rivera le faltan neuronas...entérate por qué"; nel, noticias más genéricas como "Subió la bolsa".

Luego tus amigos te preguntaban: "¿Ya tienes e-mail? Pásalo"; y así te ibas escribiendo cartitas y mensajes a aquellos amigos y contactos con los que aún seguías viendo por otros medios.

Después, un amigo me mandó un mensaje donde me invitaba a abrir un correo en Hotmail que porque ahí había "messenger". Yo me preguntaba qué putas era eso; y no me quedé con la duda: "Oye, wey, ¿qué putas es eso? ¿Que no es más que suficiente aquí en los mails?". A lo que me respondió: "No seas wey. El Messenger es como el chat".

El puto "chat". Recordemos un poco esas conversaciones de nuestros padres y madres generación "baby boomers región 4" hablando con sus vecinos sobre "el famoso chat y que la Interné, y el imeil y esas cosas de la computadora que ustedes ya no sueltan, y que se la pasan gaste y gaste dinero en el ciber o como se llame que nomás andan haciendo rico al hijo de Don Fulgencio que puso ese local". ¿Recuerdan? Les doy unos minutos más... ¡Aaaahhh, es una delicia recordar esas pláticas de banqueta enjabonada, delantales de cuadritos y manos con aroma a cloralex con temas tan actuales, como el chat, que hablar de la novela de las ocho ya no es chido!

Los chats. Sabía que hubo una página que se llamaba "latin chat" y otras similares donde cotorreabas con gente que ni conocías y hasta ligar podías. Cuando instalé el messenger, o más bien, cuando tuve mi correo de hotmail y vi qué era el mesenger, tuve la idea de qué eran los chats. Neta que no se me hacía nada atrayente platicar con personas desconocidas en un "cuarto virtual"; la neta, por aquellos años traía la nostalgia ochentera a todo lo que daba y mi misión era buscar páginas de Alf, de Star Wars (bastantitas, por cierto), de Michael Jackson, música ochentera y series de tv, cartoons, etc. Me la pasaba escribiendo emails a los creadores y visitantes de páginas de temas de mi interés, navegaba por esos sitios que se me hacían enormes: con fotos, textos, links a otros sitios, fotos, más fotos, archivos secretos, gifs animados... ¿Quién necesitaba ya hacer un "shoryuken" en Street Fighter si podías tener el mundo en tus manos con un solo click?

Poco tiempo cedí a los chats, y me metí a una página de salones de distintos tipos de gustos: "hombres buscan mujeres"; "mujeres buscan hombres"; "mujeres buscan mujeres"; "hombres buscan hombres"; Mujer busca muchos hombres", etc. Como que todos los sitios para chatear tenían la temática de ligar. No iba escribir si alguien le gustaba Alf, ¿cierto? Y, bueno, pues a esa edad, con la novedad y el anonimato que te daba la computadora (espero que les quede claro, amigos ibéricos, que seguimos hablando del ordenador) di rienda suelta a mis dedos para teclear y teclear...

Pero eso lo contaré en otra ocasión. En un próximo episodio de "Mi Enferma relación con Internet".
Cambio y fuera.

1 comment:

Lili... said...

Ja! qué recuerdos aquellos.
Mi primer correo que sí fue de "Hotmail" lo hice en la secundaria como "práctica" de mi taller de computación... desde entonces lo he cambiado como 4 veces!
Y sí lo ocupe para 'ligar' t etcétera...... pero le seguimos en la próxima parte de tu (nuestra) enferma relacion con el internet.


SALUDOS!!! un gusto volver a leerlo :)